El cloud computing es un servicio de tecnología y negocios que permite que el usuario pueda acceder a una amplia variedad de funcionalidades, software y aplicaciones para gestionar sus datos o los de su empresa de forma más eficiente, almacenando su información en servidores remotos en vez de hacerlo en un equipo local.

Al no depender de ordenadores locales que guarden la información, tus datos empresariales estarán disponibles en tiempo real desde cualquier lugar con conexión a Internet. Esto tiene una serie de ventajas en la gestión de las comunicaciones y el tiempo de los empleados que se traducen en una mayor productividad.

Contar con servicios de cloud computing permite contratar paquetes a medida que pueden ir expandiéndose a la par que crece el negocio. Esto evita gastos innecesarios en software y equipos y, por lo tanto, una de sus principales ventajas es que reduce los costes de la compañía. Permitiendo disponer de grandes servicios, sin una gran inversión, simplemente pagando el trozo de servicio usado.Esto ofrece disponer de un CPD con unas prestaciones enterprise: redundancia de fuentes, backups automáticos, conectividad garantizada a precios mucho inferiores de lo que supondria desplegar toda esta tecnologia on-premise en su empresa.